FISIOTERAPIA Y CÁNCER DE MAMA

El próximo 19 de octubre se celebra el Día internacional del cáncer de mama, día dedicado a la concienciación y conocimiento de esta enfermedad que afecta en España a 33.000 personas al año, mayoritariamente mujeres. 

En este artículo queremos explicaros qué es, cómo se trata y cómo ayuda la fisioterapia en el cáncer de mama. 

Índice de contenido

¿Qué es el cáncer de mama?

Es el crecimiento anormal de células del tejido mamario que forman un tumor visible o palpable.

Algunos de los síntomas que pueden alertar de la presencia de un cáncer de mama son: 

  • Cambios en la mama (tamaño o forma)
  • Dolor
  • Irritación de la piel 
  • Mamas enrojecidas o hinchadas
  • Secreción del pezón

¿Cómo es el tratamiento del cáncer de mama?

Algunos de los tratamientos que se realizan son: 

  • Mastectomía o cirugía de cáncer de mama, que consiste en extirpar el tumor mediante una cirugía. 
  • Radioterapia, utilizada comúnmente tras la mastectomía para eliminar cualquier célula maligna y evitar que se reproduzca. 
  • Quimioterapia, consiste en usar medicamentos para el cáncer y se suelen administrar por vía intravenosa o por vía oral.

¿Cómo ayuda la fisioterapia en el cáncer de mama?

La fisioterapia debe estar en todo el proceso de recuperación. 

La fisioterapia y el cáncer de mama van de la mano, ya que los tratamientos oncológicos generan mucho dolor y rigidez. Además, si se ha realizado una mastectomía es muy importante vigilar y ayudar a la recuperación tras la intervención. 

Algunos de los síntomas más comunes tras una intervención de cáncer de mama son: 

  • Dolor o hinchazón
  • Hematomas
  • Disminución de la movilidad de brazo y hombro
  • Contracturas
  • Adherencias
  • Linfedema 
  • Alteraciones en el sistema nervioso y respiratorio por los fármacos utilizados, por ejemplo, en la radioterapia
  • Alteraciones en el suelo pélvico como disfunciones sexuales

 

Es muy importante que con la ayuda de un fisioterapeuta se trabaje la movilidad y la cicatriz resultante de la cirugía. 

La fisioterapia en el cáncer de mama nos ayuda en la movilización de la zona, en el trabajo de fuerza, desensibilización, drenaje del posible linfedema..etc. 

¿Cuándo debo acudir a un fisioterapeuta por un cáncer de mama?

Como decíamos, la ayuda de un fisioterapeuta debe estar desde el momento del diagnóstico y es bueno contar con este especialista durante el proceso de quimioterapia e inmediatamente después de la cirugía del cáncer de mama. 

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia y cáncer de mama?

Algunos de los tratamientos que se pueden realizar son: 

  • Drenaje linfático manual:  Consiste en masajes que ayudan a que el líquido linfático obstruido drene hacia el torrente sanguíneo. 
  • Rehabilitación del hombro: Mejoramos su movilidad y fuerza. 
  • Ejercicios respiratorios para promover el flujo linfático.
  • Vendajes para mejorar el retorno venoso y linfático. 
  • Cuidado de la cicatriz para evitar adherencias y mejorar tanto la estética como su recuperación. 

 

Estos tratamientos realizados por fisioterapeutas, pueden ser combinados con la tecnología Indiba para acelerar los procesos de recuperación. Podremos ayudar en la cicatrización, a evitar y tratar adherencias y mejorar el sistema linfático.  

Si buscas una clínica de fisioterapia en Chamberí, en el centro de Madrid, con tecnología de vanguardia y que te cuide durante todo el proceso, no dudes en consultarnos o pedir tu cita.