LINFEDEMA. ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS, CAUSAS Y TRATAMIENTO

Una de las patologías que tratamos en nuestro centro de fisioterapia en Chamberí es el linfedema. Problema que se acentúa con la llegada del calor y el verano, y es por este motivo por el que queremos despejar todas las dudas existentes en torno a esta patología. 

Índice de contenido

¿Qué es el linfedema?

El linfedema es la acumulación de líquido en los tejidos blandos cuando el sistema linfático está dañado. Suele afectar en mayor medida a las extremidades, brazos y piernas. 

¿Qué es el sistema linfático?

Forma parte del sistema inmunológico y es el encargado de transportar la linfa a través del cuerpo y nos ayuda a combatir infecciones y enfermedades. Cuando este sistema está dañado, el líquido linfático se acumula en los tejidos y hacen que se hinchen.

Síntomas del linfedema

Los síntomas del linfedema pueden ser leves o graves, pero los más característicos son: 

  • Hinchazón en el brazo o la pierna
  • Sensación de pesadez en el brazo o la pierna
  • Debilidad o disminución de la flexibilidad
  • Infecciones recurrentes
  • Piel endurecida cuando se le aplica presión
  • Dolor 

Es importante que tengas en cuenta que si sufres alguno de estos síntomas acudas a un especialista, ya que tener linfedema aumenta el riesgo de infecciones en el área hinchada y las heridas pueden curarse peor.

Causas del linfedema

Después de ver qué es y cuáles son sus síntomas, seguramente te preguntas qué lo causa y si hay alguna manera de evitar sufrirlo. 

Pues bien, la causa mayoritaria de sufrir este problema es por el cáncer, si has sido operado contra el cáncer o has tenido un tumor que obstruye el sistema linfático. 

El tratamiento de radiación también puede dañar estos vasos linfáticos y causar que haya demasiado líquido linfático en los tejidos. 

Otras causas del linfedema pueden ser por lesiones o enfermedades cardiovasculares, artritis o eczemas. 

Tratamiento

Para tratar el linfedema pueden haber diferentes opciones. A continuación os mostramos algunas de ellas, aunque lo ideal es acudir a un especialista que diagnostique y evalúe tu caso concreto para adaptar el tratamiento.

1- Drenaje linfático manual

Son masajes realizados en la piel que ayudan a que el líquido linfático obstruido drene hacia el torrente sanguíneo. Es importante contar con especialistas en linfedemas para que este masaje se realice de manera adecuada. 

En Fisioterapia Vicetto, ubicada en el centro de Madrid, contamos con especialistas en la realización de este tipo de masajes. 

2- INDIBA:

La radiofrecuencia INDIBA es una herramienta perfecta para los tratamientos de linfedema.

Esta tecnología activa los mecanismos de proliferación, reparación y restauración celular, aumenta el riego sanguíneo local y mejora la oxigenación y nutrición de los tejidos, potenciando la síntesis de colágeno y elastina y mejorando el flujo sanguíneo.

3- Ejercicio:

Realizar ejercicio físico siempre es bueno para la circulación y el sistema linfático a la vez que fortaleces la musculatura. Es importante que un fisioterapeuta de linfedemas te indique los mejores ejercicios que te ayudarán a mejorar tu flexibilidad y movilidad de las zonas afectadas.

4- Media de compresión:

La utilización de medias o vendas de compresión ayudan a evitar que se hinchen las áreas afectadas y que se vuelva a acumular líquido tras una sesión de masajes drenantes. 

Estas prendas presionan de forma controlada las diferentes zonas del área afectada para ayudar a circular el líquido. 

5- Cuidar la piel:

Como decíamos anteriormente, la probabilidad de infecciones es mayor si se sufre de linfedema, por lo que proteger la piel con protección solar y mantenerla siempre hidratada y limpia es fundamental.

6- Fisioterapia:

Lo mejor es acudir a terapia con especialistas en linfedemas, que te realicen estos masajes drenantes, te ayuden en la movilidad de las áreas afectadas y te expliquen cómo hacerte el autocuidado para mejorar el linfedema en tu día a día.

 

Como hemos visto, el linfedema es crónico (no se puede curar), y por tanto, los tratamientos posibles consisten en disminuir la hinchazón y controlar el dolor y sintomatología. 

En FisioVicetto, somos especialistas en ayudar a nuestros pacientes en su día a día, por lo que, si sufres linfedema, no dudes en consultarnos. Estaremos encantados de atenderte.