FRENECTOMÍA. DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO FISIOTERAPIA

La frenectomía es una intervención quirúrgica que se realiza mayoritariamente en bebés o niños, aunque no hay una edad delimitada para poderse realizar.

Muchos padres llegan a consulta con muchas dudas sobre esta intervención, su diagnóstico o tratamiento, por lo que vamos a resolver y tratar cada uno de estos puntos en este artículo.

Índice de contenido

¿Qué es la frenectomía?

Para explicar qué es la frenectomía, hay que entender qué es el frenillo corto y cómo afecta en el día a día de los bebés. 

El frenillo corto o anquiloglosia, afecta a 4 de cada 100 bebés y consiste en que el frenillo es más corto de lo normal y poco flexible, con las consecuencias que esto puede traer en la lactancia, al hablar..etc. 

Por su lado, la frenectomía es la intervención quirúrgica que secciona el frenillo lingual. 

¿Cómo detectar la necesidad de una frenectomía?

Existen algunos síntomas para diagnosticar o detectar el frenillo corto, como por ejemplo: 

  • La lengua no toca el paladar
  • Es difícil o no posible llegar con la lengua a las comisuras de los labios
  • Problemas en la lactancia
  • Problemas a la hora de hablar o pronunciar ciertas letras
  • Problemas a la hora de comer

Si ves que tu bebé cumple alguno de estos síntomas, es muy recomendable consultar con un especialista para determinar el grado de anquiloglosia y su tratamiento. 

Tratamiento tras la frenectomía

Si se necesita esta intervención quirúrgica, algunos de los especialistas que pueden ayudarte a detectar esta necesidad o ayudarte tras la intervención son los odontopediatras, matronas y fisioterapeutas especializados en bebés.

En Fisioterapia Vicetto, colaboramos con estos especialistas para que los resultados sean los mejores posibles. 

Como toda intervención, es importante vigilar la evolución y ayudar con ejercicios para que la recuperación y vuelta a la normalidad sea lo más rápida y fácil posible. 

Algunos de los ejercicios que realizamos son: 

  • Apertura de la boca de los bebés para invitar a que saquen la lengua
  • Tocar las encías de un lado u otro de la boca para invitar al bebé a seguir los movimientos con la lengua

Estos ejercicios aunque parecen sencillos, no son recomendables realizarlos sin la valoración de un profesional. 

En consulta siempre damos tips y consejos para seguir nuestros tratamientos en el domicilio y mejorar así la evolución de nuestros pacientes. Pero como decíamos, debe estar indicado por un profesional según la evolución que se vaya teniendo tras la frenectomía.

Si quieres que valoremos a tu bebé, no dudes en consultarnos