PUNCIÓN SECA

Un punto gatillo miofascial (PGM) es un nódulo irritado dentro de la fibra muscular del músculo esquelético. Es doloroso a la compresión así como cuando es estimulado por el estiramiento  y contracción.

Sindrome de Dolor Miofascial ( SDM )

La palpación de los puntos dolorosos reproduce el dolor del paciente como un dolor localizado y que en muchos casos se acompaña de contractura muscular con aumento de la sensibilidad local .

A ese dolor el paciente lo puede referir también a otra zona distante del cuerpo al comprimir algún punto doloroso o al palpar esa zona endurecida en el músculo.

Además del dolor puede tener otros síntomas como fatiga, dolor en otras partes del cuerpo,  pérdida del apetito, insomnio, sudoración irritabilidad exagerada.

No confundir al Dolor Miofascial con la Fibromialgia son problemas diferentes pero que muchas veces pueden ocurrir ambas en un paciente.

¿Que produce el Dolor MIofascial?

Malas posturas relacionadas con el trabajo, cabeza hacia delante y tensión en la espalda : oficinista, secretarias,  tacones altos, ropa ajustada, alteraciones de la columna vertebral, falta de ejercicio.

Factores psicológicos:

Ansiedad, depresión, frustraciones de la vida diaria, estrés laboral, etc., que tienen influencia en el desarrollo del dolor muscular.

Factores endocrinos:

Anemia, disminución de la glucosa en sangre, síndrome premenstrual, menopausia, hipotiroidismo, producen cambios en el cuerpo a nivel energético del músculo favoreciendo la aparición de zonas ó áreas de dolor en diferentes músculos del cuerpo.

¿En que consiste la Punción Seca?

Tratamiento realizado por un Fisioterapeuta con título de Fisioterapia Conservadora e Invasiva del Síndrome de Dolor Miofascial, todos en la clínica Fisioterapia Vietto estamos titulados y con amplia experiencia en este campo.

La punción seca es la técnica más inmediata de terminar con el punto gatillo y sus resultados se aprecian desde la primera sesión.

En muchos casos las cefaleas, los dolores musculares o lesiones deportivas tienen una causa por la existencia de un punto gatillo . De ahí la gran importancia de saber realizar un buen diagnóstico y aplicar bien el tratamiento.

Se lleva a cabo utilizando una aguja de acupuntura, que previa asepsia cutánea de la zona a tratar, se incide directamente el punto gatillo miofascial(PGM), realizando varios abordajes sobre el mismo sin llegar a extraer la aguja. La técnica es rápida y en algunos casos semi-indolora consiguiendo eliminar la tensión en la zona.

Se aprecia los resultados desde las primeras sesiones.